Marca País Argentina

Situación y demanda
Dotar a la Argentina de un sistema de identidad visual que sintetice gráficamente los atributos diferenciales que emergen de la Estrategia de Marca País (EMP) elaborada conjuntamente por organismos del Estado Nacional y numerosas entidades privadas en un proceso de investigación y consulta que insumió dos años de trabajo.

Redefinición y objetivos
Cuando se examinan todas sus implicancias, condicionamientos y derivaciones, la MP es una trama hipercompleja de requisitos, actores y atributos. Se trata de un sistema sígnico multipropósito que posee un número de solicitaciones infinitamente mayor al de las marcas comerciales. Debe satisfacer aspiraciones y expectativas comunicacionales de carácter institucional, mercantil, político, cultural y turístico en contextos diversos, fluctuantes y por momentos paradójicos.

Proyecto y resultados
Requerida como paraguas antes que privativa de un sector, la marca debe renunciar a lo específico en pos de la polisemia. Esa carga de ambigüedad exige naturalmente un signo con un grado importante de abstracción, capaz de articular tanto con la noción de globalidad, como de generar acento local. Este tipo de propuesta, pensada como sistema abierto, permeable a las derivas de lo situacional y concebido para evolucionar en el tiempo, no puede definirse de antemano como una totalidad cerrada. El sistema visual crece y se desarrolla en respuesta a las demandas cotidianas, muchas de ellas imposibles de definir a priori para un proyecto de esta escala.

La identidad visual de Marca País Argentina fue definida en concurso nacional ganado por Guillermo Brea junto a A. Luna, C. Mikalef y L. Castelao con decisión unánime del jurado entre 45 agencias y estudios.